The King of All Media

Ayer era un Bloomsday como cualquier otro, hasta que me llegó una arrobita-mention de esas que todos secretamente esperamos con ansias que nos llegue…

Ni corto ni perezoso hice un arrobita-reply rogando por más detalles…

Luego entonces, una vez atendida mi solicitud…

Y así, al día sigiente…

Pues sí. La Estrella me pidió recompilar mi compilación de citas panameñas de Burroughs que hice para Lateral el año pasado y que hace unos meses germinó en todo un proyecto de investigación en torno a la identidad de la misteriosa taberna Blue Goose para un artículo dominical. ¡Corran, vayan y léanlo ya mismo!

NOVELISTA EN PROSTÍBULO
Burroughs en la Gruta Azul

Confieso que todo fue un experimento para ver si me dejaban decir que Burroughs dijo

El mismo Panamá de siempre. Putas, putos y rufianes.

Y sí me dejaron. Si quieren que les autografíe su copia, nomás avísenme. Pero apresúrense, que ya casi puedo oler las hordas con antorchas y trinchantes pidiendo mi cabeza.

Pero más sin embargo y como si fuera poco, en mi diario peinar La Prensa me encuentro conque ¡también aparezco de ese lado! Y dice:

Adoquinado en avenida B presenta varias anomalías
Expertos aseguran que hay fallas que pronto se convertirán en un nuevo problema para este proyecto de Preservación del Patrimonio Histórico.

Uno de los primeros críticos de esa parte de la obra fue el arquitecto Darién Montañez. Para él, la nueva calle adoquinada incluye tramos de concreto en la intersección de calle 5 y calle 6, donde incluso se le trazaron rayas al concreto para simular los ladrillos.

A criterio de Montañez, en estas intersecciones se debió hacer un cruce de superficies curvas con ladrillos, pero se optó por una vía más fácil: hacerlo de cemento.

Caveat lector: ellos no me entrevistaron a mí, sino que entrevistaron a un post de este blogs. Y supongo que el sarcasmo no se traduce bien por escrito.

[E]l arquitecto cree que la empresa encargada de estos trabajos desistió de elaborar el redondel artesanal de ladrillos, como había en los predios de la plaza de Francia, para ahora hacer cajones de cemento.

Sí, extraño los redondelitos bocachos aquellos.

Pero hay más especialistas que coinciden con Montañez.

Y ahí citan a otros especialistas como yo. Si no fuera domingo ya mismo estaría mandando a añadir este apelativo nuevo a mis tarjetas de presentación. ¿Y oyeron ese sonido? Ese es el sonido que hacen mis honorarios cuando se duplican así nomas. Fama y fortuna, ¡aquí vamos!

Y pues, heme aquí reuniendo valor para ir a chequear el Panamá América a ver si logro la trifecta. No sé qué me da más miedo: que me mencionen allá o que no.

Anuncios

Un Comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s