Feliz día de la Madre

Como ya todos saben, la prestigiosa revista Architectural Digest tuvo la desfachatez de encabezar su lista de los 31 edificios más feos del mundo con nuestra querida F&F Tower. Además de correr como reguero de pólvora entre los corrillos arquitectónicos criollos que se desviven por este tipo de cuento, la noticia fue publicada por la prestigiosa revista Ellas del viernes pasado. Y dice:

El Tornillo de Panamá está entre los 31 edificios más feos del mundo según Architectural Digest

Una nota publicada recientemente en la revista especializada en arquitectura Architectural Digest revela los 31 edificios más feos del mundo. La lista está encabezada por el F&F Tower, conocido coloquialmente como el Tornillo.

Según la nota, “la estructura en espiral es un es un intento audaz de arquitectura moderna, pero que ha fracasado en su cometido”.

En la lista hay construcciones de varias ciudades del mundo como Munich, Praga, Toronto y Nueva York.

Pero si creían que la cosa se iba a quedar así, pues no señores. Están muy equivocados. Dice el Ellas de ayer:

La respuesta del arquitecto de El Tornillo al autor de la lista de Architectural Digest

En noviembre la revista Architectural Digest publicó un artículo titulado ‘The 31 Ugliest Skyscrapers in the World’. A continuación la carta de respuesta que envió el arquitecto panameño Alfonso Pinzón a la revista:

Hola, mi nombre es Alfonso Pinzón Méndez, de Pinzón Lozano & Asoc. Arquitectos; Arquitecto y autor de la Torre F&F en la ciudad de Panamá, República de Panamá. Una familia de arquitectos de segunda generación en nuestro país.

Le escribo en nombre de los clientes, miles de admiradores y amigos que me instaron a decir algo sobre su artículo “Los 31 rascacielos más feos del mundo” … en un día muy ocupado, me tomo unos minutos para escribirle para honrarlos a ellos.

-Primero, observar estas fotos de la Torre F&F …

Estoy seguro de que si ustedes hubieran publicado una de estas imágenes en su artículo, una de ellas le habría dado al lector más información para formar sus propias opiniones…

El autor de este artículo, el Sr. Nick Mafi, para mi sorpresa, no es un arquitecto, ni un diseñador, ni siquiera un ingeniero, sino un periodista con una licenciatura en “English Literature”. Al menos es habitual que el autor revele al final o al principio del artículo que él o ella es (en este caso) es un periodista con un título en literatura inglesa (al menos para informar a los lectores), pero no lo reveló de una manera honesta, y ahora todos piensan que este es un artículo escrito por un arquitecto en una revista de arquitectura … Qué injusto … Es confuso para el lector e insultante para los arquitectos en este caso. ¿Por qué esta persona tiene una opinión sobre arquitectura en una revista especializada de arquitectura?

Me permito analizar algunos hechos para usted …

– El Sr. Mafi, aunque tiene derecho a su opinión personal, No es Arquitecto ni siquiera es un profesional en una carrera similar (que al menos estudia el Diseño, Arte, composición, geometría, etc.) para poder entender cualquier cosa que ve en una obra o proyecto arquitectónico de cualquier tipo!

No es capaz de comprender elementos en el proceso de diseño como ritmo, contraste, luz, sombras, etc.

Entonces, ¿por qué cree que su opinión personal pero banal, ordinaria y no profesional en arquitectura, debe incluirse en una revista de arquitectura? Más increíble es que el editor utiliza la opinión de una persona que claramente no es un arquitecto es simplemente ridículo.

Además de haber recibido varias distinciones, nuestro reconocimiento más importante proviene de los millones de aficionados que han visitado nuestro país para tomar fotografías de lo que nos dicen es el ícono de la arquitectura moderna de Panamá.

Algunas universidades prestigiosas de todo el mundo nos han visitado con sus profesores y estudiantes de los programas de Arquitectura y Maestría en arquitectura para darles charlas sobre el proceso de diseño y construcción de la Torre F&F. Este es el verdadero reconocimiento de que al final es importante para nosotros.

Estoy bastante seguro de que si ahora todos los que leen su revista saben que sus artículos están escritos por Periodistas en lugar de Arquitectos, los desacreditarían de inmediato. ¡Nadie iría a leer una revista supuestamente especializada que no está escrita por profesionales al respecto!

¡Imagine leer un artículo sobre nutrición en una revista médica escrita por el Sr. Mafi que enumera 31 alimentos saludables que a él le gustan! Simplemente ridículo… y peligroso…

– No estoy tan sorprendido ahora que el Sr. Mafi, en un esfuerzo audaz para traer proyectos importantes a su artículo para obtener más lectores; incluye el trabajo de Sir Richard Rogers, un arquitecto de renombre mundial que ganó el Premio de Arquitectura Pritzker en 2007 … el Oscar de Arquitectura.

El diseño de Lloyds Building de Sir Rogers fue ganador en un concurso prestigioso de arquitectura; y ganó entre otros diseños presentados por firmas importantes como IM Pei, Foster Associates y otras firmas de arquitectura importantes; ¡Imagine eso! El Sr. Mafi ahora sabe más sobre arquitectura que el jurado que seleccionó el diseño de Sir Rogers en ese prestigioso concurso arquitectónico.

En 2001, el edificio de Lloyd recibió una clasificación de grado I en Inglaterra (para su comprensión, este medio es una estructura protegida por la ciudad o el país). Es la estructura más joven en obtener este estatus. Según “Historic England” este edificio “es universalmente reconocido como uno de los principales edificios de la época moderna”.

Esta es la prueba de que el Sr. Mafi no sabe nada acerca de la arquitectura y lo más importante no le importa. Por tanto su artículo es un insulto a estos hechos…

Detenga este enfoque engañoso y confuso del periodismo que opina sobre la arquitectura sin ser un arquitecto y respete esta hermosa mezcla de arte y ciencia que es la arquitectura”.

Llevo varias horas haciéndole refresh al website de Architectural Digest para ver cuándo publican su retractación y disculpa pública para con nuestro honor nacional  y profesional. ¿Hasta cuándo vamos a seguir permitiendo que nuestra heroica arquitectura sea mofa de revistas importantes de países grandes? ¡Ridículo! ¡Habla pueblo habla! Convoquemos una manifestación masiva en defensa de nuestra hermosa mezcla de arte  y ciencia! #todossomosF&F

Anuncios

Liviandades de domingo: le pedí a mis estudiantes que dibujaran su edificio favorito

Mismo experimento de marzo de 2018 y de enero y de marzo y de agosto de 2017 y de marzo y de abril de 2016. Veamos.

IMG_6448

A. Assiso

IMG_6447

A. Villegas

IMG_6446

A. Araúz

IMG_6444

A. Montenegro

IMG_6443

D. Villegas

IMG_6439

A. Pirro

IMG_6441

M. Katz

IMG_6442

A. Camazón

L. Sánchez
A. Varcasía
A. Díaz

Y como premio para los valientes que llegaron hasta acá abajo, les recuerdo que los resultados de esta investigación continuante estarán siempre disponibles en Mi edificio favorito. Buen provecho.

Feliz Mes de la Patria

La verdad yo nunca fui muy fan de Architectural Digest, que siempre me pareció una revista para doñas, pero siento que estoy cambiando de opinión. Digo, ahora hacen listicles y todo. Redoble de tambores, por favor:

Designing anything, let alone a massive building, is not a simple task. It requires pragmatic decision-making coupled with bold creativity. As with any form of art, the designer ultimately strives to make something striking and original. Sometimes this effort pays off in the form of a lasting structure—a work that transcends time and place. While other times, well, not so much. […] But, alas, architecture, like all creative endeavors, is a cruel venture. As such, AD rounds up the 31 ugliest skyscrapers from around the world, ones that began with high intentions but eventually didn’t quite meet the mark.

Y adivinen quiénes estamos de número uno en la lista?

Located in Panama City, Panama and reaching a height of nearly 800 feet, the F&F Tower was completed in 2011. Designed by the Panama City-based firm Pinzón Lozano & Asociados, the spiraling structure (which is made of glass and reinforced concrete) is a bold attempt at modern architecture, but one that missed the mark.

¡Número uno! ¡Campeones mundiales! ¡Llamen a la ATP y a la SPIA!

Yo no voy a hacer ningún comentario, pero ¿qué tal con estos Architectural Digests que tampoco hacen comentarios? Click bait! Estoy a punto de mandarles mi currículum.

Lo que es el principio del fin

Evidentemente la manera de sacarme de mi exilio es hablar de alguna nueva pieza de arte público urbano o del destino final del Figali Convention Center. Decía La Prensa ayer:

El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) adjudicó el contrato para demoler cinco edificios en la calzada de Amador que hasta 2012 formaban parte de la concesión que tenía Grupo Figali y que están próximos al nuevo centro de convenciones. […]

El MEF había estimado en 2 millones de dólares la ejecución del proyecto. El contratista tendrá 180 días para demoler los edificios.

El plan de la Unidad Administrativa de Bienes Revertidos (UABR) es demoler todo el complejo que era operado por Grupo Figali, incluyendo una serie de viviendas.

En la primera fase se demolerán los edificios que están detrás del centro de convenciones, y posteriormente, el edificio principal, que estará activo hasta que inicie operaciones el nuevo anfiteatro que se construye en Amador a un costo de 193.7 millones de dólares. […]

El plan de la UABR es que en esta área se construya un hotel, zonas comerciales y una arena para eventos.

La pregunta natural es por dónde entrarle a este trabajo sin más dilación. Afortunadamente existe PanamaCompra.

Screen Shot 2018-10-04 at 5.34.30 AM.png

Entonces felicidades por empezar por los peores edificios de este conjunto de edificios donde todos son peores. El pliego habla de los Edificios “1,2,3,4, y restaurante”, así que no entiendo qué hace el edificio 26 ahí en la lista de a demoler. Como todo activista de sofá defensor del patrimonio espero que eso de “demoler todo el complejo que era operado por Grupo Figali, incluyendo una serie de viviendas” no incluya a la hilera de casas de apartamentos originales del fuerte Amador (los números 15 a 30, 36 y 37 en el plano), que datan de 1915, pero finalmente el Ministerio de Economía y Finanzas trabaja de maneras misteriosas.

pc160-02.jpg

Presentado (casi) sin comentarios

image.png

Aunque uno está en receso de esto de andar de blogger que escupe para arriba, hay cosas que uno no puede resistir, como cuando la sección de deportes reporta sobre arte público. Dice La Prensa:

Mientras el escultor panameño Ricaurte Martínez contaba cómo nació su inspiración para hacerle una estatua al mundialista Luis Matador Tejada, el educador se abría paso dentro de su memoria recordando cuando él también sudaba la camiseta, cuando él era jugador. […]

Su carrera como jugador terminó producto de una lesión, fue un golpe duro, que aprovechó para enfocarse totalmente en su actual profesión. Él ahora es pintor, escultor, docente y también decano de Ganexa, una universidad dedicada a las artes.

Allí imparte sus conocimientos, allí comienzan a gestarse muchas de sus ideas, que después se convierten en pinturas y esculturas, como la de Roberto Durán, como la de Juan Pablo II, su máximo orgullo; como los Pilares de la Patria, o la de Omar Torrijos, por citar algunas de sus obras. […]

De madre panameña y padre español, este coclesano nacido en Aguadulce en 1953, dice que los artistas son como los deportistas, una carta de presentación del país, por esto siempre le pone todo su empeño y dedicación a sus piezas, fieles testigos históricos de un acontecimiento para futuras generaciones.

Así que cuando le pidieron que hiciera la estatua del Matador Tejada, uno de sus jugadores preferidos no tardó en decidirse entre los tantos momentos memorables del ahora jugador de 36 años.

El docente de artes plásticas quiso de inmediato inmortalizar la chilena que el Matador le hizo a México, el 30 de marzo de 2005 en el estadio Rommel Fernández. […]

El glorioso momento engalana la entrada de una pequeña cancha de fútbol ubicada en Carrasquilla, donde se aprecia la estatua del Matador, erigida sobre su mano izquierda y golpeando, de espalda sobre el suelo, el balón.

La pieza de casi 300 libras, de fibra de vidrio y escarchado de cobre es una escultura con características dinámicas, de esas que a Martínez le gusta esculpir. […]

Martínez también hizo la estatua de Roberto Mano de Piedra Durán, que se encuentra en Vía Argentina y que fue develada en 2007 por el múltiple campeón y miembro del Salón de la Fama del Boxeo Internacional.

El exdirector del Instituto Nacional de Cultura contó que recibió varias veces la visita de Durán para ver el avance de su proyecto y que en una de ellas le pidió que la cambiara, ya que consideraba que no tenía la pose de un boxeador aguerrido.

Para inmortalizar a Durán, se inspiró en su fama que había adquirido con la fortaleza de sus puños a nivel mundial y por esto lo colocó arriba del mundo. […]

Martínez tiene entre sus planes elaborarle una estatua al campeón olímpico Irving Saladino y su lugar preferido para ubicarla es la ciudad deportiva que lleva el nombre del saltador en Juan Díaz.

El docente reveló que este es un proyecto grande que ha conversado con sus estudiantes, y que por el momento es un sueño que contempla hacer con estatuas para deportistas como Edgar Crespo, Eileen Coparropa y Eileen Grench, entre otros.

Una de sus limitaciones es el factor económico . “La empresa privada muestra poco interés y al gobierno hay que presentarle con mucha anticipación el proyecto para que se decida”.

“En la Ciudad Deportiva deben estar todos esos grandes momentos del deporte panameño. Hemos tenido muchos deportistas que son importantes que nuestra juventud sepa quiénes eran y sus momentos especiales de cada uno”, destacó.

El Decano del Arte, como conocen a Martínez por su aporte a las artes plásticas, reiteró que los artistas son como los atletas, “una carta de presentación del país”.

Ensayo rechazado para un libro de artista

32135485_1737465409677842_3903787979692310528_n.jpg

El Cerro 16. AFVP.

Si estas paredes hablaran. Si estas sobrecamas hablaran.

En un sitio como Panamá, donde todo el mundo vive con sus padres o con su esposa, el motel de ocasión o push bottom (sic) juega un papel particularmente importante para la manutención del orden social. El push es una institución. Un negocio seguramente productivo que solo cierra en Viernes Santo.

Como tipología arquitectónica, el push se balancea entre una invisibilidad casi absoluta y la más extravagante ostentación. El push debe anunciar a viva voz su presencia al tiempo que garantiza el anonimato de sus usuarios. Un buen push es memorable y único, pero a la vez familiar e igual a todos los otros. 

Esta familiaridad es crucial para asegurar la operación. El push no viene con un manual de instrucciones, pero todo el mundo sabe usarlo. Yendo al push uno nunca ve a nadie, y esta aparente autosuficiencia se mantiene con una serie de herramientas y tecnologías tan vetustas como el push mismo: botones, puertas dobles, mirillas, timbres, teléfonos, cámaras de seguridad. El push es un universo que seguramente emocionaría a un David Lynch. 

La escenografía del push es igualmente notable. Todo es o desechable o está apernado al piso para evitar robos. Todas las superficies apuntan al lujo pero priorizando la limpiabilidad. Abunda el azulejo y la pintura de aceite, todo iluminado por el brillo de la televisión y el bombillo fluorescente, o la cinta LED multicolor. 

El push es a la vez acogedor y repulsivo. Huele a limpio, demasiado a limpio. Los espejos son siempre demasiados en cantidad, tamaño o prominencia. Las almohadas y colchones se protegen con forros plásticos o impermeables que añaden una dimensión tectónica adicional a la experiencia. Las toallas son mínimas y de una rigidez que no deja de sorprender. Y las sábanas, esas sábanas de bajísimo conteo de hilos y colores hipnotizantes siempre a medio desteñir; sábanas que ni protegen del aire acondicionado ni secan el sudor. 

Pushes hay en todos lados y de todo tipo: urbanos y rurales, obvios y secretos, esos que están recién inaugurados (o remodelados) y esos que han estado ahí toda la vida. Al igual que los barrios populares o los paisajes naturales, los pushes están amenazados por el desarrollo urbano. Todos hemos visto desaparecer a un push favorito, o a uno que no llegamos a conocer, y ese es una de las constantes pequeñas tragedias de la vida en Panamá. 

La ironía final es que el push, un limbo diseñado para hacer desaparecer los hechos, esté condenado a la desaparición. Aquí no pasó nada, y aquí no queda nada. 

 

Liviandades de domingo: le pedí a mis estudiantes (y a unos estudiantes ajenos) que dibujaran su edificio favorito

Mismo experimento de enero y de marzo y de agosto de 2017 y de marzo y de abril de 2016. Veamos.

IMG_0388

A. Calvo

IMG_0387

D. Segundo

IMG_0386

N. Vargas

IMG_0385

O. Barrios

IMG_0384

C. Barragán

IMG_0372

A.

IMG_0378

A. Jaramillo

IMG_0379

A. Torres

IMG_0371

A. Pérez

IMG_0373

Anónimo

IMG_0374

E. Rodríguez

IMG_0369

M. Vega

IMG_0375

M. Calvo

IMG_0381

N. Archibold

IMG_0382

Z. Ravat

IMG_0370

G. Berdiales

IMG_0376

Anónimo

IMG_0380

B. Gil

IMG_0368

M. Baloy

IMG_0359

H. Staples

IMG_0360

M. Menacho

IMG_0366

A. Concepción

IMG_0361

Y. Vásquez

IMG_0362

Y. Ambulo

IMG_0367

Y. Ortiz

IMG_0363

G. González

IMG_0365

J. Bonilla

IMG_0364

Y. Martínez

IMG_0383

C. Saenz

IMG_0377

N. Sam

IMG_0389

R. Santana

Y como premio para los valientes que llegaron hasta acá abajo, les comparto el resultado de esta investigación continuante. Damas y caballeros, con ustedes Mi edificio favorito.

Screen Shot 2017-10-14 at 7.24.19 PM.png