Una ciudad menos

Albricias. Dice La Prensa:

El Instituto Nacional de Cultura (Inac) decidió rescindir el contrato del proyecto Ciudad de las Artes que debía construirse en el corregimiento de Ancón.

Así lo informó Mariana Núñez, directora de la entidad. Agregó que la medida surge por incumplimiento del contratista.

“La junta directiva del Instituto Nacional de Cultura aprobó rescindir el contrato basado en el incumplimiento por parte del contratista en varios puntos, como la dilatación en los avances de la obra y la suspensión de los trabajos por decisión unilateral”, explicó.

Núñez añadió que tras la rescisión, el siguiente paso consiste en la ejecución de la fianza de cumplimiento.

Según la jefa del Inac, ahora se deben evaluar diferentes posibilidades para concluir la obra. Estas alternativas incluyen “modificar su espectro” o considerar posibles usos interinstitucionales para el proyecto que incluyan espacios para el Inac, con costos operacionales acordes a las realidades presupuestarias.

Por si no se acuerdan,

La Ciudad de las Artes era un proyecto “llave en mano” de $54 millones que iba a albergar la Escuela de Artes Plásticas, el Conservatorio Nacional de Música, la Escuela Nacional de Danza, el Ballet Nacional de Panamá, la Orquesta Sinfónica Nacional y la Casa del Escritor, entre otras divisiones afines a la plataforma cultural del país. […]

Así, en pretérito imperfecto y todo. ¿Se acuerdan? ¿Se acuerdan? Y, ¿se acuerdan del Inac de antes?

Este diario consultó a la exdirectora del Inac María Eugenia Herrera e indicó que no tenía nada que comentar porque desconocía lo ocurrido.

“Es una decisión de ellos [el gobierno], así que yo no tengo nada que decir”, agregó la exfuncionaria criticada durante su gestión por los moradores de Llanos de Curundú, quienes consideran que Herrera fue la impulsadora principal de la Ciudad de las Artes.

Hasta ahí. Aunque me la estén poniendo en bandeja de plata, por respeto a las partes y ante todo a usted, querido lector, resisto la tentación, dadas estas carnestoléndicas fiestas del dios Momo, de hacer chistes de reinas y topones. Ustedes ya están grandecitos para hacerlos ustedes mismos.

Anuncios

Que comience el show

20131003-081241 a.m..jpg

Ahora le toca al pueblo. Dice La Prensa:

La directora del Instituto Nacional de Cultura (Inac), María Eugenia Herrera, se enfadó ayer cuando moradores de Llanos de Curundú, corregimiento de Ancón, invadieron la conferencia de prensa sobre el proyecto Ciudad de las Artes. […]

Estas personas, pancarta en mano, se encontraban en las inmediaciones del museo gritando consignas contra la Ciudad de las Artes por considerar que es un proyecto que se puede hacer en otra área. […]

Esto irritó a la directora del Inac que de inmediato se paró de su puesto y gritó: “me están faltando el respeto porque yo ya les he explicado la iniciativa otras veces; incluso me reuní con la junta directiva de Llanos de Curundú. Esto es solo para los medios de comunicación”.

Algunos de los colaboradores de Herrera le solicitaban tomar agua y que obviara lo sucedido. Otros trataban de calmar los ánimos.

Junto a Herrera se encontraba la directora de Patrimonio Histórico, Sandra Cerrud, quien decía que los moradores de esa comunidad no habían sido invitados a la conferencia. “Ellos deben salir”, mencionaba Cerrud.

Pero luego de gritos y recriminaciones entre ambas partes se acordó que los moradores de Llanos de Curundú podían permanecer en la actividad siempre y cuando no interrumpieran la presentación de la obra.

Sí, pueblo panameño, así calladitos se ven más bonitos. ¿Hasta cuándo esta gente interponiéndose en el camino de nuestra cultura? ¡Leave Maruja alone!

Según los representantes del Consorcio Omega, integrado por las empresas Omega Engineering y la firma Mallol & Mallol, la obra comenzará su construcción este mes y podría estar lista a finales del año 2015. […]

Y por tratarse de un proyecto llave en mano, le corresponderá al próximo gobierno costearlo, pues la actual administración del Inac no tiene suficientes fondos para su construcción.

Sí oye, que este Inac tiene todo el derecho de querer dejarnos una megaobra igual que los otros directores y ministros, e igual pidiéndole prestado a nuestros impuestos de mañana. Y es mansa causa; dice La Estrella:

El tan anunciado proyecto, que María Eugenia Herrera venía adelantando desde ya hace varios meses, es definido por la directora del INAC como ‘El centro de defensa, promoción y difusión de la cultura panameña, que reforzará los valores culturales de nuestra nación. Será un espacio para la reflexión, el debate y la inspiración que se necesitan en todas las disciplinas del arte’. […]

Raúl Castro, subdirector del INAC, dijo a los medios al final del acto ‘trabajamos para satisfacer a la población en general, no a unos cuantos’.

La población en general, esa que masivamente y constantemente lanza vítores a este loable proyecto. Supongo que está hablando de la gente de skyscraper city.
20131003-081252 a.m..jpg

Panamá tendrá su modesta ‘Ciudad de las Artes’

Noticia periódico del mes pasado: La Estrella del 19 de octubre tiene tremendo dossier sobre el magno proyecto insignia del Inac: La Ciudad De Las Artes. Primero, detalles del programa arquitectónico (así, en un solo achorizado párrafo, reflejo de la comprimida urbaneidad del proyecto/edificio/ciudad):

Según los planos del proyecto construido por el Consorcio Omega de capital Puertoriqueño-panameño, el complejo cultural contará con dos auditorios con capacidad para 400 y 200 personas respectivamente, cuatro salas de 90 personas para obras de teatros, conferencias y talleres. Siete salones de piano, cinco salones de música. Habrá una sala de cine que se adaptará para clases académicas. El edificio será de tres plantas donde se ubicarán las distintas disciplinas. Se construirá una biblioteca y salones de espera para los acudientes. Una zona de tienda para que los artistas puedan vender sus obras. También se instalará el Consejo de Escritores de Panamá. La entrada principal de la ciudad funcionará como una plaza central donde se podrán montar eventos al aire libre. Habrá estacionamientos para 300 vehículos en la parte trasera del complejo. En cuanto al Marta, este será modificado y su estructura será más cerrada para evitar la exposición a la luz.

Pero nada, lo que más me gustó fue la lujosísima maqueta de transparente acrílico que ilustra la descripción, para beneficio de los logofobos.

Y más adelante tenemos una conversación con María Eugenia Herrera sobre el proyecto, que también empieza como para enamorarme:

Aunque no tenga las dimensiones y características exuberantes como la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia, España, o las proporciones de un Centro Nacional de las Artes en ciudad de México, o la trayectoria de un Palacio complejo de las Artes de Medellín, Panamá tendrá su modesta ‘Ciudad de las Artes’, ubicada lateral al Museo Antropológico Reina Torres de Araúz (Marta) en Los Llanos de Curudu [sic].

Realmente que no veo qué recortar para resumir la entrevista, tan llena de citas citables está, así que acá va íntegra. Los énfasis en negrita son, como siempre, míos.

¿PORQUÉ [sic] EL NOMBRE DE ‘CIUDAD’?

Específicamente lo llamé así porque había que pensar en grande y porque el objetivo era construir una zona exclusiva para el arte y la cultura. Aunque la obra no abarcará todo el terreno de 12 hectáreas, a futuro se puede ampliar, claro sin afectar el medio ambiente. Por eso, la infraestructura actual que se diseñó fue de 34 mil metros2. La zona de trabajo, según el diseño, no implica tumbar ningún árbol.

¿QUÉ SE BUSCA CON ESTA INFRAESTRUCTURA?

Específicamente crear esa sinergia en la cultura panameña donde todas las disciplinas del arte converjan en un solo lugar, porque lamentablemente las escuelas están dispersas y esto produce que los estudiantes muchas veces no asistan a estas escuelas. Con los cambios de gobierno, también se toman la tarea de remover las escuelas y eso produce un desorden. Queremos promover la excelencia del artista y que él o ella sepa al final cuál es su destino. Seremos un modelo en la región para promover y exportar más talento.

¿QUÉ SE INSTALARÁ EN ESTE LUGAR?

La Escuela Nacional de Artes Plásticas, la Escuela Nacional de Danzas, el Conservatorio Nacional, la Escuela Nacional de Teatro, la Orquesta Sinfónica, el Ballet Nacional, el Consejo Na cional [sic] de Escritores y habrá una biblioteca. También la ópera nacional porque la queremos oficializar en el país.

¿CÓMO ADMINISTRARÁ EL INAC ESTE COMPLEJO?

Funcionará como un patronato que velará en el mantenimiento, administración y autogestión de la ‘Ciudad de las Artes’. Será semiautónoma y las empresas podrán aportar económicamente.

¿TIENEN AL PERSONAL SUFICIENTE PARA ESTE COMPLEJO?

Actualmente, la planta de docentes del INAC que enseñan arte tiene 200 profesionales. Una vez la ciudad empiece a funcionar, estimamos que requeriremos unos 500 especialistas.

¿CÓMO SERÁ LA PREPARACIÓN ACADÉMICA?

Los estudiantes saldrán con un título de técnico en la disciplina que estudiaron y serán certificados para optar por una licenciatura en alguna universidad.

¿QUIÉNES PODRÁN INGRESAR?

La cultura es gratis, así que todo aquel niño, niña o joven con ganas y pasión por aprender ballet, teatro o danza lo puede hacer, la ‘ciudad’ será del pueblo.

Sí, ahora le toca al pueblo. El Inac aún está usando el manual de identidad corporativa del gobierno nacional versión 1.0 de julio de 2009.

¿Y qué ha pasado en las tres semanas que han pasado desde el anuncio del megaproyecto? Pues algunas cosas. Decía La Prensa de ayer:

Los moradores de Llanos de Curundú están dispuestos a intentarlo todo, a fin de impedir la construcción en una área boscosa del proyecto denominado Ciudad de las Artes. […]

Los vecinos de Llanos de Curundú han hecho frente común y hoy se reunirán para sopesar qué acciones tomar ante el proyecto.

El vicepresidente de la junta directiva de la comunidad, Omar Bazán, advirtió que la Ciudad de las Artes es nociva para las finanzas del Estado –supuestamente se licitará bajo la metodología llave en mano– y para el medio ambiente. […]

Los moradores han pedido cita con las autoridades del Parque Metropolitano y el Inac, para informarse más. La directora del Inac, María E. Herrera, ya entregó la orden de proceder de la obra, que empezará en enero.

La Prensa de hoy, también empieza con una oración con la que me casaría y tendría ocho hijos:

La directora del Instituto Nacional de Cultura (Inac), María Eugenia Herrera, no pasó un buen rato ayer.

Más de 30 residentes de Llanos de Curundú y comunidades aledañas rechazaron su proyecto insignia, Ciudad de las Artes, durante una reunión informativa.

Precisamente fue a ella a quien le tocó presentar y sustentar la polémica obra en las oficinas administrativas del Parque Nacional Metropolitano. Pero con el transcurrir de la mañana, todo se le complicó.

En ningún momento el proyecto, a desarrollarse en los terrenos del museo Reina Torres de Araúz, fue avalado por la Asociación de Propietarios de Llanos de Curundú porque considera que afectará un área boscosa de 13 hectáreas colindante con el parque Metropolitano. Los moradores también manifiestan que aumentará el tráfico vehicular en el lugar.

La Ciudad de las Artes contempla escuelas de música, artes plásticas, danzas y ballet, y biblioteca, entre otros componentes, y tiene un costo de $54 millones.

La obra fue adjudicada bajo la modalidad “llave en mano” al Consorcio Omega (integrado por Omega Engineering y la firma de arquitectos Mallol & Mallol). Ya recibió del Inac la orden de proceder, y las obras deben arrancar en enero de 2013, aunque todavía no tienen un estudio de impacto ambiental (EIA) aprobado.

Durante la sustentación del proyecto, la directora del Inac trató de defenderlo alegando que en Panamá no hay un lugar digno donde los niños y jóvenes puedan estudiar danza, música o artes plásticas.

Todos sus esfuerzos fueron en vano porque no convenció a los vecinos de Llanos de Curundú. Sandra Tapia, del corregimiento de Ancón, dijo que “el Inac debió hacer una consulta con la comunidad previa a la licitación y no imponer la obra ahora”.

[…]

Finalizado el encuentro, la directora del Inac admitió que el diálogo faltó. No obstante, indicó que aún están a tiempo de retomarlo ya que la construcción no ha empezado.

Herrera mencionó que el consorcio ganador deberá hacer las consultas necesarias con la comunidad. También aclaró que el EIA, que incluye consulta ciudadana y encuestas, no se ha realizado.

Desde el Inac explican que la Ciudad de las Artes contempla un estudio de tráfico del lugar y aseguran que no habrá tala de árboles.

Entonces, tranquilos, que de aquí a enero dialogaremos algo antes que empiece la construcción. Pero manténganse entretenidos en esto mientras avanza el verdadero proyecto insignia del Inac, la cinta que une mi ciudad.

Y viene la Ciudad de las Artes

A veces uno no lee el periódico para enterarse de megaproyectos nuevos, sino para recordar megaproyectos pasados. Dice La Estrella:

La Ciudad de las Artes, una meta que se planteó la directora del Instituto Nacional de Cultura (INAC), María Eugenia Herrera, ya tiene fecha de inicio.

En enero del próximo año comenzará la ejecución de la obra, valorada en $54 millones de dólares.

El consorcio Omega, conformado por empresarios panameños y puertorriqueños, es el encargado de levantar este complejo ubicado en un terreno de 12 hectáreas cercano al Museo Antropológico Reina Torres de Araúz, en Los Llanos de Curundu.

Predeciblemente, el buscador de panamacompra no encuentra un pito de nada, pero gracias al google aterrizamos en el pliego de cargos pertiente.

Las condiciones deplorables y de total abandono en que se encuentran las cinco escuelas de arte de nuestra la capital, que cuentan con una matrícula de alrededor de 5,000 estudiantes constituye una de las causas por las cuales el país no brinda una oferta curricular a nivel de países con mayores avances en estas disciplinas. Aunado a la falta de Sedes para la Orquesta Sinfónica Nacional y el Ballet Nacional, ambos exponentes de la más alta cultura de nuestro país, afectando severamente el desarrollo de nuestros artistas y propiciando la fuga de talentos.

Es por ello que surge el interés por parte del Gobierno Nacional de subsanar esta necesidad incorporando como parte de su política de Estado la ejecución del Proyecto Ciudad de las Artes.

La arquitectura como generadora y salvadora de la Cultura Nacional. ¿Problemas de cultura? Constrúyele un edificio y listo. ¡No, mejor una ciudad! ¡Piensa en grande!

El Proyecto de la Ciudad de las Artes es la solución a la perentoria necesidad de brindarle a nuestros artistas y estudiantes un conjunto de infraestructuras modernas, equipadas en los últimos avances tecnológicos en todas las áreas de especialización que incluye la enseñanza artística y el quehacer cultural; a la vez brindará los espacios requeridos para el correcto desarrollo profesional de los artistas elevando así la calidad artística a la excelencia que todos aspiramos.

La Ciudad de las Artes será un modelo para el mundo de lo que significa la Democratización de la Cultura, contemplando que se convierta en centro obligatorio de referencia cultural para la región.

El lote son las 13 hectáreas alrededor del MARTA, traspasados al Inac en febrero del año pasado para levantar este proyecto.

Lastimosamente, esta vez no están en panamacompra las propuestas, pero de nuevo el google medio que resuelve. Dice que hay unos valencianos dizque AIC EQUIP + Elecnor.

Pero el proyecto ganador es obra de (drumroll please) Mallol. Sorpresa. Y eso se sabe desde hace meses, pero con tantos claro que a cualquiera se le pasa uno. Dice @raisabanfield:

Compare y contraste con el plano que está enseñando Maruja en La Estrella de hoy. Y gracias Photoshop.

Celebramos la iniciativa del arquitecto de concentrarse y densificar, apretando el programa en vez de explayarse en un amplio y suburbano campus de 13 hectáreas. Loor a la nueva templanza urbanística. Mucho preferimos esta Ciudad-Edificio de las Artes. Así chiquito te ves más bonito.

Herrera explicó que según los planos presentados por el consorcio, no será necesario afectar las áreas verdes, puesto que se trabajará sobre espacios que se pueden modificar. El Museo Antropológico Reina Torres de Araúz tendrá varias modificaciones, que se complementarán con el complejo cultural.

Por si se preguntan que cómo Mallol reaccionará a la estética Cambefort y Boza del Museo Tucán del Niño y de la Niña, comparando con el MARTA de hoy podemos imaginarnos la planta de demolición. Fuera con las diagonales y las curvitas, there’s a new sheriff in town. Pero esa estética tan blanca como que no va con la cultura. Yo tengo los dedos cruzados que, por tratarse de un templo a las musas y a las artes, nos desboquemos en un aquelarre de columnatas y balaústres de esos que tanto gustan. Aunque con ese presupuesto seguro que no alcanza para mucho lujo.

En la Ciudad de las Artes se instalarán la Escuela Nacional de Artes Plásticas, la Escuela Nacional de Danzas, el Conservatorio Nacional, la Escuela Nacional de Teatro, la Orquesta Sinfónica, el Ballet Nacional, el Consejo Nacional de Escritores y habrá una biblioteca.

La obra contará con tres pisos, dos anfiteatros, salones para todas las disciplinas artísticas y estacionamientos con capacidad para 2 mil automóviles.

La funcionaria destacó que este es el inicio de un proceso cultural que Panamá necesitaba. ‘Será un espacio para el pueblo’, prometió.

“Ahora le toca al pueblo.” Qué bueno que el Inac insiste en usar ese estribillo que el resto del gabinete hace rato que no pronuncia. Tal vez no le llegó el memo.

UPDATE: Otro render de ñapa, cortesía de La Prensa de hoy:

Por tratarse de un proyecto llave en mano, le corresponderá al próximo gobierno costearlo, pues la actual administración del Inac no tiene los fondos para su construcción. Hay que recordar que para 2013 la Comisión de Presupuesto de la Asamblea Nacional le asignó un monto de $21.9 millones a esa entidad, de los cuales para inversión tiene solamente $4.7 millones. […]

“Contraloría acaba de refrendar el contrato, y ya entregamos la orden de proceder, pero estamos afinando algunos detalles, por lo que esperamos empezar el próximo año. Acudieron 28 empresas, sin embargo, al final quedaron cinco consorcios”, explicó la directora de Inac quien espera que antes de que finalice su administración, en 2014, la construcción esté lista.

A Tale of Three Cities

Domingo, día del Señor. Día de recogimiento y meditación, en que nos reunimos a pasar revista sobre nuestras obsesiones personales.

¿Qué se hizo la Ciudad Gubernamental? La policía como que no está empacando todavía, pero el resto del terreno como que tiene grúas y vainas, ¿no?

¿Qué se hizo la Ciudad Hospitalaria? Dice que hay licitaciones para el campo de antenas, pero también como que están mudando vainas para el Matías Hernández. ¿Será que nos van a regalar dos?

¿Qué se hizo la Ciudad de Las Artes? Tú sabes, el campus bello y espectacular entre el MARTA y el Parque Natural Metropolitano para toda nuestra academia culturosa —excepto supuestamente un par de chusmas. ¿Y tú, ya tienes tu tutú?

¿Qué se hizo tu chorrillo? ¿Su corriente
al pisarla un extraño se secó?

Ojo, que el catorce ya está de la ceja al ojo.

En otras noticias —que casi no son noticias, pero que menciono igual para justificar mi salario— la semana pasada La Prensa se acordó de recordarnos que todavía tenemos proyecto de Gran Centro de Convenciones, recordándonos al mismo tiempo que todavía tenemos administrador de la ATP.

El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) comunicó al administrador de la ATP, Salomón Shamah, que para 2012 contará con $40 millones para iniciar la construcción del nuevo anfiteatro, que tendrá un costo aproximado de $120 millones.

El resto de los fondos se incluirá en el presupuesto de 2013. […]

El nuevo centro contará en su primera fase con 15 mil metros cuadrados y se levantará sobre un terreno de 10 hectáreas en la calzada de Amador, detrás del centro de convenciones Figali.

Además del edificio principal se habilitarán 7 mil metros cuadrados para hacer exposiciones al aire libre. También se construirá un edificio con niveles superiores y subterráneos para estacionamientos.

Bla, bla, bla, privatización.

La administración del centro de convenciones que se construirá en la calzada de Amador podría recaer en manos del sector privado.

“Esta sería la mejor opción”, dijo Salomón Shamah, administrador de la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP), porque el manejo que las administraciones pasadas le dieron al Atlapa, no fue el mejor.

En su opinión, el anfiteatro debiera ser manejado por un operador internacional, aunque explicó que esto se llevaría a una licitación para escoger la mejor opción.

Pese a que el costo de la obra, $120 millones, sería asumido por la institución, adelantó que se analiza la venta de Atlapa para recuperar parte de la inversión.

Belleza. Tumbamos Atlapa, le ponemos un relleno al frente, y cha-ching: Punta Pacífica II. ¿Cómo no enamorarse de esta idea?