Todo tiene su final

Por andar en mis doce otros menesteres se me pasó invitarlos a que se dieran una vuelta por Manolo Caracol a presenciar el canto de cisne de mi show de arquitectura La Arquitectura Feoclásica Panameña. Igual ya es demasiado tarde, porque ya nos desalojaron. También los cien libelos se acabaron y se vendieron y se agotaron.

Se murmura que es posible que estemos apalabrando un second run en las proximidades de alguna prestigiosa institución educativa superior concentrada en la enseñanza de la arquitectura, y que tal vez hasta haya segundo tiraje del libelo, pero puede que sean puros rumores. ¿Y en qué habrá quedado ese proceso abierto de nominaciones para conferencista en TED Panamá? Yo prosaica ya le tengo doce veladoras puestas a mi San Antonio. Seguiremos informando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s