Nuestro palacio presidencial

Hoy que el mundo nos mira con emoción por la subida de esta nueva administración de jingles y letterspacing de -100, aprovechamos para visitar el Palacio de las Garzas, cortesía de Google y Life Magazine.

Nuestra historia comienza en 1941, a un año del primer período del Dr. Arnulfo Arias. El Palacio Presidencial, renovado en 1922 por Leonardo Villanueva Meyer, luce para esta fecha toldas rayadas y pintura multicolor. Ese mismo año, Arnulfo es derrocado por su simpatía hacia las potencias del Eje.

Adelantamos al 10 de mayo de 1951. Arnulfo, en su segunda ocasión en la presidencia, es nuevamente derrocado tras disolver la Asamblea Nacional. El edificio es ahora blanco con una muy institucional banda más oscura a la base: un piano nobile pintado. Los tres edificios que rodeaban en ese momento al palacio ya no existen, y en sus sitios se levantan ahora intervenciones más recientes, todas de fallidas pretenciones historicistas, pero esa es otra historia.


El patio andaluz, con garza y ángel en media fuente.



Arnulfo y el pueblo panameño, quien le da la espalda.




Pero lo mejor es esta vista hacia la bahía, con el muelle fiscal y el Asilo de la Infancia (también de Villanueva) a la izquierda, y El Marañón y el skyline de la avenida Balboa al fondo. Ah, tiempos aquellos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s