Y dale con el Centro de Convenciones

Para archivar bajo el encabezado de noticias que no son noticias —aunque se las califique de “un giro inesperado”— El Panamá América dice hoy que todavía no se decide dónde construir el Gran Centro de Convenciones.

Se planteó Barraza como primera opción, sin embargo, el administrador de la ATP, Salomón Shamah reveló que probablemente la obra se erigirá en el [sic] Chorrillo o Amador.

Al diablo con el plan maestro y con los $300,000 que nos costó. El centro de convenciones mismo no es tan grande: esas 13 hectáreas de edificio y estacionamientos bien caben en los lotes sin usar en Amador o sobre las multis de El Chorrillo.

Para archivar bajo el encabezado de buenas noticias sorprendentes, nuestro ministro de turismo anuncia que hacer un centro de convenciones en tierra firme ya existente sin tener que rellenar 62 hectáreas de lecho marino conlleva un beneficioso ahorro del costo de rellenar dicho relleno, $80 millones según La Prensa del 2 de diciembre, o $120 millones según Shamah hoy.

No obstante, a juicio de Shamah el relleno debe ejecutare [sic] independientemente de la ubicación final del centro de convenciones, ya que estos terrenos están ubicados dentro de un área que se está revalorizando y por su potencial podrían venderse para la construcción de importantes hoteles.

¡Entonces, los 120 millones que nos acabamos de ahorrar los podemos invertir de una vez en hacer un relleno de 62 hectáreas! ¡Y plantarlo de hoteles para beneficiarnos a todos! ¡Ahora le toca al pueblo!

Como la vialidad también ocupa un espacio importante dentro de la planeación [¿sic?] del nuevo centro de convenciones, el funcionario manifestó que ha sostenido conversaciones con el Ministro de Obras Públicas, Federico Suárez, para extender la tercera etapa de la Cinta Costera que llegaría hasta el museo de la Biodibersidad [¡sic!] en la Calzada de Amador.

Conclusión, en El Panamá América parecen haber renunciado también todos los correctores de ortografía. No se dice si el plan todavía es inaugurar “antes de que culmine el mandato del presidente Ricardo Martinelli en 2014”, pero ojalá que sí, porque yo no veo el día de poder llegar al trabajo en rollerblades.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s