Una puerta menos

Y después dicen que bloguear es una pérdida de tiempo. En mi usual modestia, estoy seguro que el mismo presidente tumbó la verja por miedo a mi teclado y no porque salió en primera plana de La Prensa. Voy a tener que ser más cuidadoso a la hora de elegir de qué quejarme. Punchline para … Sigue leyendo Una puerta menos

Las puertas del Casco Viejo

Una de las ventajas de criarse en el Casco Viejo es que te pasas la infancia a diez minutos a pie del barrio chino y las delicias matutinas del restaurante Kwang Chow. Para llegar, uno bajaba por calle cuarta y doblaba en la avenida Eloy Alfaro; saludabas a las fuerzas de defensa y a las … Sigue leyendo Las puertas del Casco Viejo