Cinta Costera ∞

O,
La Cinta Costera viene, la Cinta Costera va, y yo con mi banderita saludo a Panamá.

Como todos saben, es inminente la inauguración de La Cinta que Une a mi Ciudad™. En conmemoración de tan auspiciosa ocasión, embarquémonos en una semblanza histórica del proyecto de cintas costeras panameñas, materialización inevitable del Destino Manifiesto de nuestra gran metrópolis.

Cinta Costera 1:

cinta costera 1

Casi parece que fue ayer que se acababa la administración pasada y el MOP se apuraba a terminar su regalo para El Pueblo: una gran autopista costera en tiempos en que todas las grandes ciudades hacían costosísimos esfuerzos por eliminar ese tipo de infraestructuras. Hay que darnos puntos extra por pensar afuera de la caja.

Esta Cinta sienta el precedente de extenderse desde un obstáculo al oeste (el mercado del marisco) hasta uno al este (el puente sobre el Matasnillo), que le sirven de embudos para diversión de chicos y grandes.

Cinta Costera 2:

cinta costera 2

Esta segunda Cinta, cortita y modestita, arranca unos cien metros de la anterior, corriendo de nuevo entre dos obstáculos: el mercado del marisco y el antiguo mercado público.

Cinta Costera 3:

cinta costera 3

Rompiendo paradigmas, la tercera Cinta parte no de un obstáculo sino de la Cinta Costera 2, y muy pudorosamente se detiene a unos cientos de metros de la madre de todos los obstáculos: el puente de Las Américas. Nótese también que en esta administración las Cintas Costeras se prefieren alejadas de la costa: todo un éxito de nuestros activistas de la preservación del patrimonio.

Caveat lector: consto que de aquí en adelante estos trazados son meramente conjeturales, antes de que se me acuse de tener fuentes en Palacio.

Cinta Costera 4:

cinta costera 4

Atendidas las necesidades del Pueblo al oeste, revolvemos la mirada hacia el este, adonde naturalmente toca que la Cinta Costera 4 rodee la otra península. Y ya que estamos en esas, démosle la vuelta a las Ocean Reef Islands para recuperar todas esas hermosas vistas que antes no se tenían. Good for the goose, good for the gander. How do ya like them apples?

Cinta Costera 5:

cinta costera 5

Anatema. La Cinta Costera 5 llegará evidentemente a la puntita del relleno de Figali y al Figali Convention Center, ojalá a tiempo para la próxima Bienal del Sur (que muy seguramente ya se está organizando, porque armar una bienal no es cosa que se hace en tres meses).

Cinta Costera 6:

cinta costera 6

Como evidentemente nada de esto va a servir un pito para aligerar el tránsito en el puente, la Cinta Costera 6 va por fuera y llega directo al InterContinental Playa Bonita Resort & Spa Hotel.

Cinta Costera 7:

cinta costera 7

Conectada a la ciudad la punta del Figali, ¿qué otra punta toca alcanzar? Pues punta Chame, of course! Y avísenle a Justin Bieber que esta Cinta Costera 7 está disponible para naming rights.

Cinta Costera 8:

cinta costera 8

Y qué chucha. Tiremos la Cinta Costera 8 derechito a Buenaventura. Y ni en broma proponer una exit en Coronado, broder.

 

Pero no, en serio. Si alguien tiene un contacto en la Dirección de Proyectos Especiales del MOP me avisan para pasarles mi currículum. ¿Estarán contratando?

 

ADENDA:

A cualquiera se le muere un tío. Estábamos tan hipnotizados con el mandato de Go West, young man y las ganas de llegar a nuestra casa de playa favorita, que se nos olvidó que la ciudad crece es pa’l otro la’o; situación esta que procedemos a enmendar de inmediato.  Continuamos.

Cinta Costera 9:

cinta costera 9

Como todos sabemos que la capacidad de ese Corredor Sur ya no da la talla, continuamos la tradición de ir por fuera y llegamos derechito al Paseo del Mar de Costa del Este. Para los que viven en Santa María, sorry: nadie dijo que estábamos haciendo Cintas Terradentreras.

Cinta Costera 10:

cinta costera 10

Ya de ahí estamos a un escupitajo de Tocumen, así que aprovechamos unos cuantos cientos de milloncitos más para llegar al aeropuerto, seguramente al Muelle Sur, para aprovechar el contratista.

Cinta Costera 11:

cinta costera 11

Y para acabar de cumplirle los sueños al pueblo, resolvemos ese problema de tener que andar por Contadora en carrito de golf como si fuera uno un proletario. Desde hoy te puedes llevar a la isla tu be-eme X7 (o tu convoy de Prados sin placa), en vez de dejarlo en Albrook. ¡Albricias!

Anuncios

  1. Manuel

    no apoyo el que va a buenaventura porque se perdería la privacidad y la exclusividad de ese proyecto, el de ocean reef islands, el de el aeropuert, y las otras islas por lo mismo, la gracia de esos lugres esta en que están alejados de todo dandoles privacidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s