Los genios no deben morir

Y se murió el "Maestro" Hector Lombana pues, tal vez de una rabia de ver que sus sobrevaloradas estatuas fueron canjeadas por el SPI por unas cuantas cajas de cerveza. Sabemos que está en el cielo, bebiendo ambrosía y jugando con sus queridos, fornidos querubines con sus pantaloncitos ricos y apretaditos. Pero aunque nos haya dejado, … Sigue leyendo Los genios no deben morir