Se amenizan paseos para arquitectos

10865688_1567020633541847_3865203756659268920_o

Como ya todos saben, los amigos de JUNTA | espacio de arquitectura están organizado una serie de JUNTA | visitas a arquitecturas notables en nuestro país, la primera de las cuales se estará realizando lo que es este sábado 23 de enero, y este servidor servirá de guía interpretativo durante la misma. Y dice:

Visita guiada por Darién Montañez a la Residencia Eleta en La Cresta diseñada por los arquitectos Harlod Sanders y Octavio Méndez Guardia en 1951.

No te pierdas esta única oportunidad de conocer uno de los pocos ejemplos intactos del modernismo que queda en la Ciudad de Panamá.

Como al panameño le encanta vidaajenear seguramente ni tengo que invitarlos, pero por si las dudas veamos de qué va el asunto.

La Cresta se empezó a desarrollar en los años 40, extendiendo la fórmula de residencia suburbana de La Exposición y Bella Vista pero abandonando la traza en damero de las planicies por razones de topografía. Aunque las casas más antiguas son plenamente “bellavistinas”, para los años cincuenta el estilo en boga era el modernismo funcionalista tropical. En 1951 se inaugura el hotel Panama Hilton, de Edward Durell Stone, Octavio Méndez Guardia y Harold Sander, a una cuadra de La Cresta, y este resplandeciente hito modernista ayudó a cementar la popularidad de esta Nueva Arquitectura en Panamá.

98033290bec80c56_large

Y ahí, al ladito del Panamá está el lote del Sr. Eleta. En el mismo año 1951, “el mismo arquitecto del Hotel Panamá” (definitivamente la firma panameña Méndez & Sander, y no Stone) se encargó de diseñar la casa, que en 1953 fue premiada como La Casa del Año por la Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos. Dice Samuel Gutiérrez:

IMG_0393 IMG_0392

Comparando y contrastando con las fotos actuales se nota que la casa está muy bien preservada, aunque hay un par de adiciones discordantes (e.g. las extensiones de los aleros para responder a las torrenciales precipitaciones de nuestro terruño). La mayor diferencia es la menguante vista al mar que antes se tenía desde los balcones, devorada por árboles y edificios.

IMG_0397 IMG_0404

Entonces, los esperamos mañana. Madruguen, porque puede que esto se llene. Miren que yo jalo gente.

The Incredible Shrinking sitio del patrimonio mundial

casquito

En nuestro episodio anterior, tras evaluar el policromo aporte de MOPdebrecht al paisaje cultural que rodea el Casco Antiguo, la Unesco presentó al Estado Panameño con tres opciones: reducir, reciclar o reutilizar. ¿Cómo responderá el Estado Panameño ante tan triple disyuntiva? Enterémonos en el capítulo de hoy, entitulado “Informe para Unesco, listo.” Dice La Prensa:

El Instituto Nacional de Cultura (Inac) concluyó el informe sobre cambios de límites del conjunto monumental Panamá Viejo-Casco Antiguo, que debe entregar antes del 1 de febrero a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés).

Este informe fue una de las demandas de ese organismo, debido a los impactos negativos de la cinta costera tres en el sitio histórico.

[…] Katty Osorio, subdirectora de Patrimonio Histórico, explicó que un grupo de asesores solicitó recientemente un cambio “mayor de límites” del Casco Antiguo y eso fue lo que plasmaron en el texto.
Precisó que la relación del sitio histórico con el mar es una de las variables más afectadas por la edificación del puente marino, por lo que debieron “replantear” el valor universal del Casco.

Aunque no dio más detalles, ya que el informe no ha sido enviado aún, sí reconoció que los límites del sitio arqueológico disminuyeron.

Disminuyeron, pues, pero ¿cuánto? ¿Nos retiramos una cuadra del frente marino? ¿Eliminamos todas las calles desde donde se ve el maMOPtreto ese que brilla cual push cada noche? ¿Lo limitamos al Palacio Bolívar y ya, como anunció con absoluto orgullo nuestro anterior INAC? ¡Entérese en nuestro siguiente episodio!

つづく

¿Unesco? ¿Qué Unesco?

Cual fantasma de la navidad pasada, los amigos de La Prensa nos recuerdan que estamos a punto de cumplir con ese imperdonable del quinquenio pasado: sacar al Casco de la lista de Patrimonio de la Humanidad.

Wilhelm Franqueza, director de Patrimonio Histórico, indicó que Panamá debe presentar una nueva propuesta de límites del conjunto monumental Panamá Viejo–Casco Antiguo, pues tuvo un impacto “negativo” con la cinta costera tres.

Esa propuesta debe ser entregada por Panamá al Comité de Patrimonio Mundial de la Unesco antes del  1 de febrero de 2015. De  lo contrario, el sitio histórico saldría de la lista de patrimonio mundial de la humanidad.

Entre tantas novelas seguro que le perdieron el hilo a esta, pero para eso estamos nosotros. Decía yo que decía La Prensa en mayo:

La Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) publicó un informe técnico en el que recomienda excluir al Casco Antiguo del conjunto monumental, que integra junto al sitio arqueológico Panamá Viejo.

La sugerencia es la conclusión de una misión de expertos del Comité de Patrimonio Mundial del organismo, que en noviembre pasado visitó Panamá.

El grupo valoró que el viaducto marino de la cinta costera tres, inaugurado el pasado 9 de abril, tiene un impacto negativo en el valor universal del sitio. No obstante, resalta que varias áreas podrían continuar formando parte del conjunto monumental.

Y como todo buen narrador, Unesco sigue la rule of three y nos da tres opciones:

  1. Solicitar un cambio de los límites del sitio excluyendo al Casco y manteniendo solo a Panamá Viejo
  2. Solicitar un cambio de los límites como la opción 1 pero incluyendo un área reducida del Casco donde aún persistan los atributos originales que le valieron la inclusión en la lista en 1997.
  3. Proponer una visión nueva en que los sitios forman parte de un sistema territorial más amplio basado en el comercio interoceánico e intercontinental durante cinco siglos. Esta opción implica un proceso nuevo de nominación de la propiedad.

Como vemos, Panamá Viejo está cool, eso hasta que volvamos con la vaina de extender la Ernesto T. Lefevre hasta el corredor Sur. Pero entonces, ¿con cuál opción nos vamos?

Según Franqueza, en estos momentos un equipo de la institución analiza el tema, así como la información que se proporcionará a Unesco. […]

Según autoridades del Inac, lo correcto es seguir todas estas sugerencias y modificar los límites del Casco Antiguo con el fin de salvar parte de su valor universal.

Porque pior es ná. Bastante amarga nos va a salir esta limonada hecha con los limones de MOPdebrecht.

¿Quién dijo cinta costera?

cinta-costera-41

Ya tocaba que esta amnistía post toma de posesión fuera llegando a su fin. Dice La Prensa:

La actual administración de gobierno estudia un proyecto vial que conectará la cinta costera uno con el corredor Sur.

Viene la vaina. Claro que mas sin embargo:

El presidente de la República, Juan Carlos Varela, indicó ayer que en lugar de hacer una cinta costera cuatro, está en análisis la unión de las dos vías con pasos elevados, para no afectar la propiedad privada de las comunidades cercanas.
“Se han visto opciones de pasos elevados y esto está dentro del plan de gobierno”, añadió el mandatario.

Oye, pero no que las cintas costeras servían para incrementar los valores de los terrenos y traer progreso y justicia a los pueblos? ¿Qué esperanza tienen ahora los pobres y olvidados habitantes del populoso barrio de La Paitilla? ¿Adónde van a ir a practicar los eskatos de Punta Pacífica? ¿Hasta cuándo van a estar las Ocean Reef Islands sin estadio y sin fritódromo? ¡Justicia para San Francisco!

Panamá, ciudad bipolar redux

ciudad bipolar.001

Para todos los que lamentablemente no cupieron en el Anita Villalaz para el Encuentro Teórico BAVIC del sábado, acá les mostramos nuestra conferencia magistral, entitulada Panamá, ciudad bipolar, que ha sido ampliada desde su debut en el Foro Científico del INSAM del 2010. Recalentemos.

Tesis: Panamá es una ciudad que son dos ciudades que crecieron dándose la espalda por 75 años, cada una de su lado de la frontera entre Panamá y la Zona del Canal. De hecho, Panamá puede también verse como una acumulación de enclaves colindantes pero distintos, así que más que una ciudad con trastorno afectivo bipolar F31, debíamos hablar de trastorno de identidad disociativo F44.8 (née desorden de personalidad múltiple), pero dejemos eso para otra disertación.

ciudad bipolar.002

Lo más notable es la calidad del tejido urbano: un Panamá —la ciudad— es gris y densa, mientras que la otra —la zona— es verde y desleída.

ciudad bipolar.003

Aunque este es el aspecto más notable cuando se mira Panamá desde arriba, nuestra ciudad tiene varias otras particularidades igual de determinantes. Para empezar, PTY ♥ rellenos. Cuando comparamos la costa de la ciudad actual con la de hace quince años, se ve la cantidad de territorios nuevos que hemos creado. Como se generan literalmente afuera de la jurisdicción de las normas de desarrollo urbano de la ciudad, en estas nuevas tierras se puede hacer literalmente lo que le dé la gana al constructor (no que la cosa sea muy distinta en tierra firme, pero una vez más es mejor dejar eso para otra disertación).

ciudad bipolar.004

Panamá es una ciudad de penínsulas. Estos enclaves, junto con el frente marino de la ciudad, son la ciudad del imaginario colectivo de sus habitantes: este es el Panamá que sale en postales y propagandas turísticas, y que carga con toda la responsabilidad de simbolizar la ciudad. Las penínsulas son nuestros Champs-Élysées, nuestro Downtown Manhattan.

ciudad bipolar.005

No es casualidad que en estas penínsulas sea donde se experimenta con modelos de urbanización, y desde donde crece la ciudad. Al oeste de la bahía, el Casco Antiguo es el enclave original, amurallado y de traza ortogonal.

ciudad bipolar.006

El yang de este yin es la península del este: Paitilla, con una traza orgánica cincuentera y cuyas murallas, el poder adquisitivo, aunque invisibles son igual de impermeables que las del Casco.

ciudad bipolar.007

Con el tiempo, ambos modelos de ciudad densa se expanden: el modelo Casco se aplica en el arrabal hasta que se importa la suburbia de La Exposición y Bella Vista, mientras que el modelo Paitilla ha crecido cada vez más rápido por todo el frente marino. Falta ver si el inminente modelo de las Ocean Reef Islands pega, y adónde se replica. ¿Quizás en Amador Ciudad Marina? (Lagarto, lagarto).

ciudad bipolar.008

Panamá es una ciudad sin parques. Del lado de la zona hay globos de verde silvestre enormes, pero en el gris de la ciudad solo hay unos cuantos parchecitos. Los más grandes (además del antiguo club de golf) son las cintas costeras, que aunque no son nada del otro mundo siempre están repletas de gente. Beggars can’t be choosers.

ciudad bipolar.009

Y como la cabra siempre jala pal monte, caemos en los malles. Muchas de las cosas que uno normalmente iría a hacer en un parque, ahora lo hace en los espacios inmutables y refrigerados del mall. Los strips comerciales de antaño, la central y vía España, ahora están decrépitos y subutilizados: terrains vagues en potencia para los arquitectos del futuro. Avíspense, jóvenes.

ciudad bipolar.010

Hasta 2003, Panamá era una ciudad sin malles, pero ahora somos la sede del mall más grande del hemisferio occidental. Aún no entiendo cómo este logro no es nuestra marca país. Algún día, cuando me nombren Ministro de la ATP.

ciudad bipolar.011

Muchas gracias. Y ahora, luego de sus aplausos, tomaré algunas preguntas de la concurrencia.

Foto-fiernes

Gold Mills

Con ánimos de renovar y ampliar la concurrencia por estos lares presentamos hoy foto-fiernes, un nuevo suplemento que publicaremos religiosamente uno que otro viernes. Como todo lo que ponemos en este sitio, este espacio tratará sobre la más mayor de las artes mayores (La Arquitectura) de la más mejor de las ciudades mejores (Panamá), pero como evidencia el nombre, foto-fiernes lo hará valiéndose exclusivamente del octavo (o noveno) arte: la fotografía. Y para que no se nos vuelva a acusar de estar usando este blog personal y propio para andar promocionando proyectos personales y propios, los foto-fiernes serán para mostrar las mejores fotos de mejores fotógrafos que yo.

El foto-fiernes de hoy es de Rafael González, de Field Sights, quien es mitad fotógrafo, mitad skater y mitad trotamundos. Y fotógrafo de a de veras, de lente y rollo y cuarto oscuro, características súper refrescantes en estos tiempos en que parece que basta con poner hashtag arte y hashtag VSCO Cam y ya te puedes decir artista.

La ciudad de Panamá no es de las más fotogénicas una vez que nos alejamos unas cuadras del waterfront, y esta parte de adentro de la ciudad está terriblemente ausente de los materiales promocionales de nuestra ATP, a pesar que ahí es donde está lo más interesante. Field Sights documenta lo indocumentado, mostrando ese Panamá que todos vivimos pero que generalmente no paramos a ver dos veces. Sus imágenes, a menudo recortadas o desenfocadas, capturan a la perfección la panameneidad de nuestra metrópolis. Pero suficiente de andar desperdiciando el verbo. Arranquemos con mi foto favorita, una vista genial de un sitio genial: el parque de Punta Pacífica.

City to City

Y como mi proceso curatorial y editorial se basa inevitablemente en la repetición y el pareo, tengo que acompañarla con la parejita.

City to City

Más pares, más pares, pares y pares de fotografías.

Perspective

Fragments

§

Unfinished Business

City Life

§

Electricity

Wired

§

City-Life

Seasons

Cuando aparece la figura humana generalmente es en forma de vándalos patinadores habitando los intersticios ignorados por el desarrollo.

Backside Disaster

Wallride

Wallie

Switch Crooked

Wallride

Power Slide

§

Ollie

Intro

Foto-fiernes también es follow-fiernes. Como todos los jóvenes de hoy, Field Sights tiene un instagram y un tumblr y un facebook y un flickr y un vimeo. Suscríbanse a todos para complementar sus feeds con vistas de Panamá y de otras ciudades, de gentes y edificios anónimos —con bastantes Gehrys y mucho Soumaya para limpiar el paladar— casi todo en el más glorioso blanco y negro. Nos femos el otro fiernes.

Explore your surroundings